miércoles, 5 de marzo de 2008

Vuelta a clases

La vuelta a clases.
Me imagino la cantidad de gente que ha reflexionado de lo mismo, pero claro, no de la misma manera.

Claramente luego de un verano de vacaciones el reloj biológico está más desorientado que la cresta, por lo que ese día en la noche no duermes nada, o quizá una horita, lo que hace peor después el levantarse.
Ducha, uniforme.
Uniforme.
LLevo 12 años usándolo.
Es parte de mi vida.
Y aún así el hecho de verlo ahí cuando salgo de la ducha, encima de mi pera fucsia, lavadito y planchadito, me deprime.
Me voy resignando, y me comienzo a vestir.
(Nótese el cambio a primera persona).
Veo por la ventana de mi pieza y no puedo creer que esté oscuro, y que me esté levantando a la hora que estaba acostumbrada a acostarme.
Bueno, después de tratar de matar el tiempo lo más posible, colegio.
Me bajo del auto rápidamente como lo hago todas las mañanas del año de clases en la esquina de siempre y ahí en la entrada empiezo a ver los rostros de siempre, esa gente que no tienes la más puta idea quiénes son, pero los reconoces igual.
Mi sala, mis compañeros.
Mis compañeros.
Empiezo a saludar, se podría decir que alegremente, por verlos más que nada.
Y empiezo a notar que no saludo.
No a todos.
Algunos con los que llevo esos 12 años siendo compañeros de curso, y sólo me veo dando miraditas a lo lejos y sonriendo.
Qué pena.
Pero por lo menos me percato del hecho, aunque creo que es mejor ser culpable ignorando.
En fin, luego de gritar porque necesitaba escuchar reggaetón, comienzan las clases; y me siento nuevamente en mi ambiente.

Creo que ya sé por qué todos dicen: "De vuelta a la realidad".

2 comentarios:

pulgasucks dijo...

en realidad, io me moría por entrar a clases.
a pesar que odio con todo mi corazón a más de la mitad de mi curso, y que con las niñas que me junto igual no es tanto lo que me llevo... pucha, no me imagino mi vida sin ellos.
engendros del mal, pero son parte de mi realidad.

besos
bai

Cami .. dijo...

Oli Chubi! =)