martes, 16 de diciembre de 2008

A veces pienso que el universo atenta en mi contra

Hoy en la micro me senté al lado de un señor con una polera naranja.
Las dos personas de adelante tenían poleras naranjas.
Y el loco sentado atrás mío era pelirrojo.
Así de mi casa a Escuela Militar.
Y todo esto en una C01, naranja.
Jamás había tenido un viaje tan perturbador.






#odio el naranjo con toda mi alma y corazón. No lo como, no lo tomo, no lo visto, no lo uso.
#ésta es la sección diccionario.


2 comentarios:

Pipiolex dijo...

Hay universos insondables.

Te invito a la temporada de preguntas y respuestas.

Saludos.

pulgasucks dijo...

odio el naranjo con too mi ser, a no ser ke sea en un vaso de jugo en el desayuno o en la fanta. sino, paso.